viernes, 4 de julio de 2008

Sola frente al peligro

Reacciones: 

JOSE MANUEL ARECES- La buena, la excelente noticia de la semana, ha sido sin lugar a dudas el desafío de Montse Nebrera frente al aparato del PP en Génova.

Rajoy y sus marimandones aparatchiks se las prometían felices con su imposición de una candidata de “consenso”. La candidata en cuestión, Alicia Sánchez Camacho, es una de las fieles a Rajoy, suponemos que la gerundense ha debido ganar muchos puntos, en la campaña de descrédito de María San Gil como redactora de la ya famosa ponencia política.

Rajoy al fallarle su primera opción con Dani Sirera precisa de incorporar algún hombre o mujer de paja que actue de apéndice de su voluntad, ¿y quien mejor que la Sánchez Camacho?. Es sorprendente que tras aprobarse en el reciente congreso de Valencia una supuesta democratización interna del partido, cuando las circunstancias no son las que convienen al establishment, por mucho que los compromisarios catalanes hayan expresado que quieren una justa lid entre candidatos, Rajoy imponga el ordeno y mando, y tire de un demagógico y manido alegato al consenso.

La operación de Génova se fundamentaba en reunir por separado a los candidatos, y recomendarles, por el “bien del partido, y por ofrecer una imagen externa de unidad, someterse a la imposición de la firma central, suponemos que con acuerdos bajo mano que les cedan las correspondientes cuotas de poder. Bien, pues una vez más, Nebrera se ha salido del guión y con un coherente alegato a la democracia interna, al respeto por los afiliados (los últimos en los que pensaría Rajoy) mantiene su candidatura y continúa adelante contra viento y marea. Pues Olé por ella.

Probablemente el gesto de Nebrera sea un tanto ingenuo, pues la tradición dice que cuando en Génova algo se les resiste, tiran de teléfonos, y comienzan las presiones para que los compromisarios traguen con ruedas de molino. El método acostumbra a funcionar, aunque bien poco puede prometerse en una Cataluña, en la que el PPC, pocos fondos públicos y soldadas puede repartir en su pesebre.

El pulso, entre Alicia y Montse promete, si esta última aguanta el tirón, y no va a ser fácil, porque el juego sucio esta en marcha. Esta mañana nos hemos desayunado con interesadas filtraciones de Génova a el diario “Semanal digital”, en las que se lanzaban preguntas interesadas y sospechas sobre la procedencia de los apoyos económicos de Nebrera, dejando caer, como quien no quiere la cosa, que pudieran proceder de un potente Lobby católico. Bien ¿y que?, en primer lugar ¿ahora el PP va a unirse al PSOE en perseguir la religión católica?, acaso no sería más interesante saber: ¿de donde proceden muchos de los oscuros fondos del ladrillo?, fondos que han financiado por igual campañas de PSOE y del PP, y que luego se han visto agradecidos con sendos contratos de obra pública, recalificaciones urbanísticas, etc. Que lance la primera piedra solamente el que esté libre de pecado.

Se acusa a Montserrat Nebrera de outsider, bueno, me uno a ella, yo también soy un outsider, estoy en política pero fuera de los usos y manejos que conocemos, de las tácticas sucias de los pesebreros de Génova y otras sedes del partido que no tiene ni oficio ni beneficio, ni salida laboral. Me situó lejos de aquellos que utilizan la política como un medio de vida, y me veo más lejos aún de aquellos que pretenden, que todo se solucione mediante consensos oscuros que nunca toman en serio el valor y el poder de decisión de los afiliados. Por tanto me sitúo al lado de la Nebrera, en tanto no cambie de rumbo. Como anuncié tras el congreso de Valencia, nada nuevo bajo el sol, los mismos siguen al frente de la nave, solo hemos visto un cambio de nombres y una operación de maquillaje. Este aparato no refleja el sentir ni de afiliados, ni de votantes y pronto lo veremos reflejado en sendos resultados electorales: al tiempo.

No hay comentarios: