miércoles, 25 de junio de 2008

Niñas, Bibi escoge vuestra lectura

Reacciones: 


















JOSE MANUEL ARECES DE ÁVILA
La ínclita Bibi vuelve a la carga. La pasión de esta nuestra ministra del "misterio de igual-le-dá" regresa a la palestra con otra de sus paridas de la paridá. No contenta con arremeter contra la RAE, cambiar el diccionario y no hacer nada de nada contra la violencia, más que poner un telefonillo de la esperanza para violentos. Bibi ahora pretende formar y aleccionar doctrinalmente a todas las féminas con la original creación de una biblioteca repleta de "obras escogidas", only for women, o womenas.

Esta señorita me recuerda mucho aquellos infames tiempos en los que Carmen Romero, la consorte del entonces Presi del gobierno, Felipe González, hacía pasar bajo su pluma censora las listas de textos que los niños de aquella época debiamos tragarnos. Jamás olvidaré aquellos atracones de García Márquez que nos proporcionaban. No es novedosa, por tanto, la afición y afección de los socialistas a manipular los corazones y las mentes, al fin y al cabo, como buenos marxistas de manual, no pueden hacer menos por la revolusión sosial de las masas.

No quiero pensar como será la biblioteca de Bibi, ni quiero imaginar si sacará una serie escogida de fascículos para su distribución en Kioscos y papelerías selectas, tal vez hasta veamos deuvedeses de regalo con el País o Público. Imagino sin mucho esfuerzo que las autoras más recomendadas serán parte del elenco progre proto-feminísta, como Rosa Regás o Almudena Grandes.

Como señalan las progres demodé,
la idea central, tanto de los “deconstruccionistas” como de la crítica postfeminista, es que autor y lector no son sujetos neutros, universales, teóricos, sino sujetos encarnados y sexuados. Como señala Patrizia Violi “la diferencia sexual constituye una dimensión fundamental de nuestro experiencia y de nuestra vida, y no existe ninguna actividad que no esté en cierto modo marcada, señalada, o afectada por esa diferencia” .

Este afán por generar diferencias más allá de las naturales, y de establecer las anticonstitucionales discriminaciones positivas, no deja de ser un perenne y aburrido intento, por parte de las matronas social-progres, de generar masas de votantes embobadas y acríticas, nada nuevo bajo el sol.

La revelación novedosa, si acaso, se encuentra en el descubrimiento que ha hecho Bibi para aprovechar; esas cosas con muchas hojas ecuadernadas con tapas, y que en algunos casos, además de letras, llevan dibujitos y fotos, con el fin de llenar algunas salas de ese misterio tan poco frecuentado y que con tanto amor y virtud rige la ínclita, perdón: la titular.

El deseo de Bibi por dar sentido a su ministralidad, y probablemente a su vida política, no tiene parangón. Ese Ateneo de las artes mujeriles, ese templo de las sacerdotisas de la a-feminidad, sin lugar a dudas, será un propicio auditorio para que puedan exhibirse las escritoras del nuevo régimen y pregonar entre su clác las maldades del sexo masculino y todas esas cositas que una mujer debe saber y su madre nunca se atrevió a contarle. Será también sin duda una buena excusa para financiar la dolce existencia profesional, de la esfera hortera del progrerío culterano, en versión femenino. Supongo que lo próximo será crear una filmoteca monotemática especializada en mujeres, y así de paso, dar un poco de cancha a las titiriteras del reino.

Felicito una vez más a Bibi por regalarnos con sus ocurrencias juvenilas estos deliciosos momentos, que hacen la existencia del ciudadano de a pié, siempre agobiado por temas serios, un remanso de diversión y disfrute.


1 comentario:

Patricia dijo...

Esta Bibi, no va a dejar de darnos temas de conversación, genial lo del ministerio de igual-le-dá, es totalmente cierto ...