lunes, 21 de noviembre de 2005

División de poderes

Reacciones: 

JOSE MANUEL ARECES

Hoy nos hemos desayunado con unas declaraciones del PSOE que, ¡por supuesto!, tampoco contribuirán a la crispación, ya que ellos no tienen la culpa de que todo el mundo les tenga tanta manía.
El presidente del CGPJ y del Tribunal supremo, Francisco José Hernando, se ha convertido en diana de las iras del secretario general de los socialistas José Blanco. Este señor, que preside el poder judicial, poder supuestamente independiente del legislativo, ha realizado un análisis de las consecuencias que tendría el estatuto de Cataluña en caso de aplicarse en la literalidad que hoy sostiene. Parece ser que de aplicarse la letra de dicho estatuto, podría suceder que en distintas partes de España, un mismo delito pudiera tener diferente pena, vamos todo especulación y análisis prospectivo.
Todo esto ha sucedido en las páginas de el Mundo tras una entrevista de Victoria Prego a dicho presidente, y claro, en el bunker de Ferraz se han puesto a rechinar los dientes y afilar las espadas. Blanco ha reclamado la comparecencia en el congreso del presidente de los jueces y le ha tachado de mentiroso. ¡Menos mal que no están crispados!. El PSOE esta dispuesto a enterrar a Montesquieu, definitivamente para ellos la libertad consiste que nadie se mueva ni opine nada que pueda parecer critica a su acción de gobierno. Y es que estos señores están haciendo buenos a Guerra y González en sus momentos más oscuros.

En primer lugar el poder judicial tiene independencia, en segundo; tienen derecho y obligación de opinar sobre los asuntos que les competen y, en tercero; no se puede pedir su comparecencia en el congreso, se trata de un órgano independiente. Los socialistas deben aprender que no todo sean alabanzas y que en democracia hay que saber encajar las criticas, está en las reglas del juego, pero claro, el problema es que ellos llevan mucho tiempo rompiéndolas allá donde les parece. Son como niños a los que les quitaron el juguete y cogen un berrinche, solo que sus berrinches son a costa de nuestro dinero y la sagrada estabilidad de nuestro país. Mas les vale aceptar las encuestas y dar un giro de 180 grados a su política, comenzando con el respeto a las opiniones contrarias, activando el verdadero talante democrático, dejando de sembrar la cizaña, y por encima de todo escuchando la voz de los españoles que cada día suena con más fuerza.

Los grandes asuntos de estado los deben negociar con el partido popular, que para eso tiene la representación de diez millones de españoles. Su táctica de negar todo lo que provenga del lado de los populares y satanizarlo se está volviendo contra ellos, ZP nunca logrará hacerlos desaparecer, debe dejar de ser tan utópico y actuar con responsabilidad. Claro que atrincherado en el bunker y rodeado de sus incondicionales no se oyen ni las bombas. Nunca se ha visto que un presidente del gobierno con tan poco tiempo en el poder haya perdido la iniciativa por reformar y se instalase tan rápidamente en una burbuja que lo aísla de la realidad. Malos tiempos nos esperan si seguimos así, porque no lleva ni dos años...¡¡lo que nos queda por ver morena!!.

No hay comentarios: