viernes, 20 de mayo de 2011

La campaña electoral está muerta y enterrada

Reacciones: 



JOSE MANUEL ARECES DE ÁVILA.- Editor Periódico Liberal, El Reformista

Desde el pasado domingo asistimos, algunos ya avisados, al surgimiento de una iniciativa que en sus orígenes se fue vendiendo bajo el mensaje de la indignación frente a la partitocracia. Lo que en sus inicios nos pareció una loable causa, con la que muchos, y en especial desde El Reformista, nos abríamos sumado gustosos por ser la nuestra, la defensa de una democracia real, se ha revelado como un perverso experimento de contra-propaganda destinado a movilizar in extremis el voto radical y descontento hacia la izquierda.

Un hecho es cierto, y hay que reconocer el triunfo de la estrategia, el fenómeno mediático organizado por la plataforma “Democracia Real Ya”, ha logrado absorber todo el protagonismo a la campaña electoral, y darle el finiquito en cuestión de días, Delenda est Campaña. Los medios de comunicación, por una u otra razón, han sido incapaces de sustraerse a una campaña de agit prop de manual, perfectamente organizada y financiada. Tampoco es, que los partidos políticos hayan contribuido mucho a estimular el interés, tanto de los medios, como del electorado, la izquierda y especialmente el gobierno, han dedicado su discurso a lanzar balones fuera, y a ser posible en la portería del contrario, y por su parte, el Partido Popular de Rajoy ,solo ha querido hablar “de lo que le interesa a la gente que es la economía” –no me pregunte usted más que no le voy a contestar-. Es evidente que con ese planazo a nadie le interese escuchar a sus líderes. Es cierto que en lo local los aspirantes a las alcaldías se han esforzado en transmitir soluciones, más o menos cabales e interesantes para sus vecinos, pero habida cuenta que esta campaña desde el principio se diseñó, en y para el ámbito nacional, como referéndum y prueba del aguante del gobierno y su marca, hay que señalar que el mensaje nacional se volvió aburrido e intrascendente desde el minuto cero. Precisamente por esto mismo, resulta demasiada casualidad que la movida de los Indignados, haya venido a romper el cerco al gobierno en el momento más oportuno, en la vida, y por ende en política, las casualidades no existen. Momento y oportunidad, son las claves, junto con el beneficiado, para deducir el origen intelectual de esta campaña parapolítica.
Algunos analistas destacan como novedosa la metodología de los llamados indignados con el sistema político, y han querido establecer paralelismos con las formulas utilizadas en el mundo árabe, en Islandia o Portugal. No es así, en España hace años ya se creaban movimientos en torno a una o varias organizaciones coaligadas para la defensa de una idea, y los medios utilizados para propagar los mensajes y coordinar adhesiones, eran ya las redes sociales y otras herramientas de internet, nos estamos refiriendo a la marea de la Rebelión Cívica contra la negociación con ETA, surgida en el año 2004, en torno a la AVT. Este movimiento inicialmente se gestó y organizó con una escasez de medios impresionante, pero movilizó a cientos de miles de españoles, con mucho, a más ciudadanos que esta muestra de agit prop a la que hoy asistimos en la puerta del sol. Lo que ha proporcionado mayor impacto mediático a la protesta que hoy vivimos, hay sido el momento, la oportunidad y la colaboración de todos los medios de la izquierda y la suma por competencia del resto de la prensa y audiovisuales españoles.

Momento y oportunidad, y beneficiarios evidentes de una estrategia que se fragua en enero en Andalucía, concretamente en Jerez de la Frontera. El castigo electoral contra el gobierno era evidente desde hace meses, todos los sondeos apuntaban en esa dirección de manera incontestable, y como de salvar el sueldo y el poder de miles de personas se trataba, se celebra un cónclave de miembros del sector enseñanza militantes del PSOE e IU en el barrio del Arrabal. El objetivo general era diseñar un golpe de mano, que en fechas cercanas a la jornada de reflexión, orquestase un movimiento de protesta a nivel nacional y con gran impacto mediático, que lograse, como primer objetivo, desviar la tención del público hacia la mala gestión del gobierno, que en definitiva afecta a toda la izquierda, socios y compañeros de viaje en numerosas ocasiones, y que repartiese la culpa de la crisis por igual entre toda la partitocracia. El segundo objetivo era movilizar el voto abstencionista de los desencantados hacia cualquier partido de izquierdas, lo cual siempre en lo local y regional redunda en los pactos necesarios para favorecer el sostenimiento de gobiernos socialistas.

Para ello, según se hemos podido leer en diversos medios, se designa a Manuel Jesús Román Estrade, coordinador para el desarrollo de una plataforma online denominada “Democracia Real YA”, así como todos los medios necesarios para una campaña de diseminación y marketing online en redes sociales. En este enlace podemos ver la implicación de Román Estrade http://box.jisko.net/i/fb3c2f.jpg . Así se gesta el inicio de la campaña financiada con medios económicos del poder a través de alguno de los numerosos fondos de los que disponen. La plataforma se traduce a todos los idiomas y lenguas de España, cosa antes no vista y de alto coste. En todo momento se procura evitar que el camuflaje de la maskirova no se desvele, siempre se ha de mantener la imagen civil del movimiento. En marzo de da de alta el dominio y se pone en marcha la campaña de marketing viral, y con el apoyo de diversos grupos ya avisados previamente, el crecimiento se hace imparable y por esa misma viralidad, otros grupos ajenos a los organizadores simpatizan con la causa y apoyan en la difusión de los eventos de protesta. La idea celebrar el domingo 15 de mayo, una semana antes de las elecciones, marchas de protesta “espontáneas” en las principales ciudades españolas. Seguidamente el escopetazo, una sentada en Madrid, ante el centro de poder de Esperanza Aguirre, La Puerta del Sol, con el evidente objetivo secundario de relacionar las protestas contra el poder del PP en el corazón de España.

Todo el montaje ha gozado de un éxito indiscutible en su desarrollo y ejecución, y solo queda por ver, si la estrategia da sus frutos en los resultados electorales, con el buscado vuelco electoral. A estas alturas la Junta Electoral ha dado orden de disolver las concentraciones, pero es muy probable que haya planeadas convocatorias, al margen de la ley, para agitar la jornada de reflexión, de tal manera que la última imagen en la mente del público sea, como lo fue en 2004, una orgía de protestas ante sedes o centros de poder del Partido Popular. El objetivo final que en la mente de la masa borreguil quede la imagen de un Partido Popular culpable.

Hasta aquí los hechos conocidos y fácilmente deducibles. Son harto evidentes, y la responsabilidad compartida de los grandes partidos de izquierda ( y la caverna mediática) es evidente, como máximos y únicos beneficiarios solidarios de esta estrategia. Aquí no se debate en realidad de frenar a la partitocracia, ni de recuperar espacio para la sociedad civil, porque la ya sabemos que la Libertad produce alergia a la izquierda. Del mismo modo que se monta esta movilización, se disolverá a posteriori como un azucarillo, cuando ya no sea necesario, entonces las aguas volverán a su cauce, la masa manipulada regresará en perfecto orden a sus casas para dormir la siesta otros cuatro años, y los políticos retornarán a sus poltronas, y de ese modo aquí no habrá pasado nada. Tal es el poder y la influencia de la política, especialmente de las izquierdas, en España. Este experimento quedará para los manuales de Agit prop, como una muestra más junto a la “campaña del Prestige”, el “No a la Guerra” o las movilizaciones del 14M.